sábado, 29 de abril de 2017

"Altu-Irlandés" del norte d'Irlanda

Nun puedo negar que Pepe y yo teníamos una bona pigorcia cuando decidimos tomar la espuela.

Salimos del pub y vimos entós aquella farola y va él y dixo:

-Venga, el que mexe más alto na farola paga la ronda.

-Pues val-contesté yo.

Saquemos les mingues y entamemos mexar contra la farola. Y entós sentimos que nos falaben per detrás.

-¡Eh, señores, acompáñennos!.

Yeren dos municipales que nos llevaron pa les dependencies del cuartel. Na oficina, una muyer con cara d'utre mirábanos penriba unes gafes que llevaba mesmamente na pica les narices. Yá me dio entós l'aquello de que nun se diba enterar de muncho.

Punxímonos a charrar, o meyor diría a apapiellar, Pepe y yo. Y va ella clísase en nosotros y entrúganos:

-¿En qué jerga hablan ustedes que no hai quien les entienda?.

Como Pepe yera de la mano d'abaxo del cordal y yo de la d'arriba púnxime internacional y contesté trabucándome y banciando pa los llaos de la siella mientres quitaba la baba que me pingaba col pañuelu:

-As...tur...llio...nés...

Entós la muyer nun sé qu'empecipió a escarabayar nun papel. Dempués llevantóse y foi pa un cuartu al delláu. Garré entós la fueya onde taba escribiendo y pudimos lleer:

"Los detenidos hablan una extraña jerga que llaman "alto-irlandés", suponemos por ello que será de alguna zona del norte de Irlanda probablemente próxima al mar".

Yá-y lo encamentare yo a Pepe namás vela:

-Esti espantayu con cara d'utre nun tien pinta d'enterase de muncho, manín...